A principios de los años 60, un joven inmigrante japonés, el Sensei (maestro) Sunishi Kobayashi,  se estableció en Costa Rica, con la misión de introducir por primera vez el Karate en nuestro país, bajo el estilo Shingui-Kai. Costa Rica aceptó las nuevas ideas del Sensei Kobayashi y rápidamente el Karate-do empezó a ser practicado en todo el país. El Sensei Kobayashi fundó la Nippon Karate-Do Shingui-Kai en Costa Rica. Sus discípulos Manuel Mora, Marcelo Johnson y Francisco Salas, quienes llegaron a ser los maestros que años después, con el retiro del sensei Kobayashi, fundaron la Academia Budokan, para continuar con su legado.

Cuando el profesor Edwin Chan asumió la dirección de la Academia Budokan, se dedicó arduamente a refrescar el estilo. Utilizando el Shingui-Kai como base, le agregó elementos de Ju Jutsu, Goyu Riu y Aikido, para crear una técnica muy clásica y efectiva, que incluyera no solo la parte física, sino un importante componente mental y espiritual. A este estilo l0 que denominó Tode Kai (La Técnica de la Mano  China).

O Sensei Sunishi Funakoshi.jpg
chan.jpg

Con más de 30 años de existencia, la Academia Budokan se ha dedicado a guiar a sus estudiantes a entender el verdadero significado del camino hacia el mejoramiento de la calidad de vida mediante el trabajo físico, mental y espiritual en armonía con la naturaleza.

LINAJE.tif